El ozono, el medio que tiene la naturaleza para mantener el aire sin olores y saludable, ahora se genera y controla para su uso en edificios comerciales, industriales e institucionales.

El ozono es un componente que se da naturalmente en la atmósfera de la tierra. A veces llamado oxígeno activado, es el olor limpio y fresco que se nota después de una tormenta.

 

LAS SOLUCIONES TRADICIONALES.
Ventilar.
Es necesario, pero insuficiente. Ventilando no se descontaminan las alfombras, tapizados, techos, pisos y paredes. La contaminación está adherida a ellos.

Filtrar el aire.
Sólo una parte del aire pasa por los filtros habitualmente instalados. Para un filtrado medianamente eficiente sería necesaria una enorme inversión.

Eliminar las Fuentes de Contaminación.
Es imposible, nosotros mismos somos fuentes de contaminación.

Fumigar.
Los diversos productos, generalmente el aerosol, tienen solamente una acción superficial. Además, agregan aún más químicos al ambiente contaminado.

 
 

 

 

LA VERDADERA SOLUCIÓN.
La solución total es purificar el ambiente tal como hace la naturaleza, por medio del ozono. Porque el ozono destruye la contaminación en su estructura molecular.

En el Hogar.
El modelo portátil de RadiAir puede ser utilizado en los distintos ambientes. El ozono impregna telas, penetra en los muebles y actúa muy especialmente sobre alfombras, cortinas, colchones, y ropa en general. Allí se hallan grandes cantidades de acáridos, que son parásitos microscópicos que se alimentan de piel humana. Aunque no podamos percibirlos a simple vista, perjudican nuestra salud.

Oficinas.
Allí permanecemos la mayor parte del tiempo. Muchas veces son lugares herméticamente cerrados, con recirculación de aire acondicionado. La instalación de ozonizadores RadiAir en ámbitos de trabajo, crea un ambiente más saludable, grato y fresco, eliminando la sensación opresiva creada por el aire viciado.

Hoteles y restaurantes.
Desaparecen los olores a comidas y a tabaco, a la vez que se crea un ambiente sumamente confortable, especialmente en lugares cerrados y subsuelos. En habitaciones de hoteles se recomienda aplicar ozono inmediatamente después de la limpieza.

Supermercados y Frigoríficos.
El público disfruta de un ambiente agradable, con el clásico "olor a limpio". La inyección de ozono en las cámaras frigoríficas impide el desarrollo de bacterias y otros contaminantes.

Hospitales, sanatorios y laboratorios.
Amplía el "ambiente de quirófano" a toda la superficie del edificio, colaborando con la asepsia general y disminuyendo el riesgo de infecciones hospitalarias.

Salas de Espectáculos y Shoppings.
La gran cantidad de público genera un alto grado de contaminación, especialmente en recintos con recirculación de aire acondicionado. La purificación con ozono tiene enormes ventajas sobre las técnicas de desinfección y ventilación habituales.

Embarcaciones.
En espacios reducidos y con olores provenientes de baños, humedad, tabaco, combustible, comida, etc., el servicio que brinda un ozonizador RadiAir es realmente notable.

Automotores.
La acción del ozono elimina totalmente los olores producidos por humo de tabaco, humedad, combustible, etc., que impregnan los tejidos de alfombras y tapizados. También elimina las colonias de hongos y otros microorganismos perjudiciales para la salud que habitan en los conductos de aire acondicionado.

Gimnasios y Solariums.
Transforma el aire viciado de un gimnasio reemplazándolo por aire puro, característico de espacios abiertos.

 

subir

 
 




© Copyright 2000 RadiAir.com.ar | radiair@radiair.com.ar
Todos los derechos reservados a Arbelaiz S.A.